Reuters

La trampa del diàleg

Les estridents sirenes policials fa una setmana que no sonen igual. Les cadenes de furgones que circulen pels carrers de Barcelona, lluny de generar sensació de seguretat, intranquil·litzen. Només fa 7 dies que el Regne del Terror va arrassar poblacions senceres davant l’única via possible per un hipotètic diàleg: que Catalunya digui què vol. Els autèntics camises blanques van ser apallissats amb odi, ràbia i, sobretot, impunitat. Continua llegint

Anuncis

Aparició a La Stampa

El dijous dia 18, el mateix dia en què els escocesos votaven ‘no’ a la independència, l’enviada especial del diari italià, Francesca Paci, ens va entrevistar a tres joves al voltant de les implicacions que podia tenir el resultat a Escòcia i el perquè de la nostra ideologia política. Al final, l’extensa recerca dóna per posar només un petit fragment, una cosa en la que vam coincidir tots tres: “No hi haurà 9N però si plebiscitàries”

Captura de pantalla 2014-09-19 a las 12.57.04

 

El reconocimiento para el encaje

El próximo miércoles 30 de julio, Mas y Rajoy se reunirán para dialogar’, después de haber consensuado un discurso de forma mayoritaria en sus respectivos Parlamentos, en lo que supondrá otra escenificación para contentar a las voces que, desde hace meses, piden reunión entre presidentes para abordar la crisis territorial.

En este país, y sobre todo en el PP, ha habido una tendencia extraña a confundir el monólogo con el diálogo. El ‘estoy dispuesta a hablar de todo’ de la campaña electoral popular habría merecido otras consideraciones a los votantes ya la prensa de saber que confundían seguramente de manera deliberada-los términos lingüísticos. Hablar no es un fin en mismo, es un medio. Dialogar no es exponer posiciones contrarias y cerrarse en banda, pero el miércoles se sumará un monólogo más a la larga lista que llevan estos dos presidentes desde el portazo al pacto fiscal el 20 de septiembre del año pasado. Y si hemos de atenernos a las últimas palabras de Rajoy, quizá ni eso: “No voy a hablar de lo que no puedo ni veras hablar”.

El choque que representa la reunión es evidente cuando hablar de la consulta es negociar un aspecto, el de la soberanía, en el que ambas partes tienen un apoyo social y de partidos mayoritario en sentido opuesto. Sobra decir que no es un debate menor, es de los más fundamentales que existen en un Estado. Por tanto, en lo que constituye la pieza básica para que se produzca el diálogo, no hay margen de cesión.

Cosa bien distinta sería estar en el escenario de la negociación de los términos. Desgraciadamente, Rajoy es alguien que representa y no una persona que va por libre. Atreverse a negociar la soberanía le haría volver a sus orígenes como registrador de la propiedad. Y Mas, aunque puede escuchar propuestas de reforma constitucional o de sistema de financiación, tiene un ‘mandato’ que es poner cualquier propuesta bajo decisión popular directa, volviendo pues al primer y irresoluble problema sobre en QUIÉN reside la soberanía.

Estos días se ha hablado de reforma constitucional con blindajes o de un cambio en el sistema de financiación, de la que no hay que descartar la incidencia. Una oferta sorpresa, por mucho que no se pudiera votar vía consulta el 9-N por no ser ésta ni tolerada ni autorizada, tendría la posibilidad de aparecer en unas elecciones de carácter plebiscitario. Partidos como el PSC o Unión-aunque en septiembre hayan dicho que se posicionarán oficialmentepodrían incluir como punto programático la hipotética propuesta del gobierno o bien cualquier cosa aún más consensuada entre diferentes formaciones que sean capaces de generar mayorías. Políticamente sería inteligente, a la espera de si se vería creíble un cambio de 180 grados en lo que está siendo involución competencial y ataque constante. Sería inédito por parte del gobierno central o por parte del PSOE de quien aún no sabemos en qué consiste su modelo federal un ofrecimiento claro, pautado y sin trampas. Y por qué no, que sea esta vez desde España que se impulse el cambio, cuando siempre se ha tenido que empujar desde aquí y con resultados que han llevado en el estadio actual.

El miércoles puede servir como show, que es lo más probable, o puede servir para que desde el otro lado se intente mover un poco las cartas para desestabilizar el imaginario colectivo que la independencia ya está hecha. Una oferta clara en sentido de reforma constitucional o de sistema de financiación alentaria a ciertos partidos y sectores económicos que reclaman el encaje. Ahora bien, con todo, mientras se siga sin reconocer que Cataluña es sujeto soberano, bien me temo que este encaje no será bienvenido. Ya no se trata ni de balanzas, ni de involución competencial, ataque lingüístico y cultural, ni discriminación infraestructural, que está relacionado también. Ya no se trata de temas concretos, sino de que una mayoría social en Cataluña cada vez más y en todos los aspectos, cree que es ella quien debe decidir hacia dónde va. Y esto implica poder decidir ser un Estado, qué modelo educativo se aplica, si construye el corredor del Mediterráneo, si quiere participar en competiciones deportivas mundiales, y tantas cosas más. Siempre he sido partidario de acabar con la tiranía de las mayorías. Que los españoles, mediante la representación de partidos, nieguen lo que acepta prácticamente todo el mundo en Cataluña, es una.

Continua llegint

Ser prisionero de guerra en Líbia, con Matthew Van Dyke

Matthew pasó seis meses de su vida encerrado en una de las cárceles más duras de Líbia

Matthew VanDyke es un activista político norteamericano y productor de films. Es de Baltimore. Estudió Periodismo en la Universidad de Maryland. Estuvo de 2007 a 2011 viajando en motocicleta por el norte de África y Oriente Medio. Cuando comenzó la revolución en Libia se involucró con los rebeldes y más tarde lo retuvieron como prisionero de guerra en una de las cárceles más duras de Libia, la de  Maktab al Nasser. Durante cinco meses y medio nadie supo nada de él hasta que los rebeldes le liberaron de la cárcel. Es ahí cuando se convierte en famoso a los ojos del mundo y los medios internacionales más prestigiosos deciden entrevistarlo. A pesar de su mala experiencia sigue combatiendo hasta que Libia es ‘liberada’. Su aventura no acaba aquí y es que, aunque muchos lo tilden de loco, el activista decide seguir participando con los rebeldes sirios, pero esta vez rodando un documental del lugar. Ahora nos concede esta entrevista para hablar de él y también de lo que hoy sucede en el mundo árabe.

Pregunta: Estuvo cinco meses y medio retenido en una de las prisiones más duras de Libia. ¿Cómo era su día a día allí dentro?

Respuesta: La celda era de 1,2 x 2,5 metros. Me dejaban ir al baño tres veces al día así como tres comidas.

P: ¿Qué le servían?

R: Generalmente pan. Pan por la mañana y para comer y cenar dependía del día. Podía ser cuscús, pollo, arroz, siempre acompañado con un poco de agua o a veces café. Continua llegint

La publicidad en letras grandes, con Enric Pujadas

“Lo más grande es pensar en cambiar el mundo”

CEO y Presidente del Grupo Bassat & Ogilvy. (Feta el novembre del 2012)

¿Qué es la publicidad hoy en día?

La publicidad es una herramienta que permite comunicarse entre las marcas y los consumidores para motivarles, darles información y una buena percepción de í mismas. Lo que pasa es que antes era una forma de comunicación muy unidireccional y ahora es absolutamente participativa, cuando antes solo trataba de convencer y ya basta.

¿Qué es la big idea?

Bajo nuestro punto de vista es lo que necesita una marca para que su publicidad sea eficaz. Ahora la big idea adquiere más valor porque las formas de llegar o ponerse en contacto con los consumidores son infinitas. Si no tienes esta gran idea difícilmente la podrás extender a todas las diferentes formas que tengas para comunicarte con tu consumidor. Antes, cuando tenias un 90% de gente mirando la TV en el sofá de casa, te hacía falta solo una idea para el spot. Pero una big idea hoy es mucho más, debe ser por ej. conversacional. Es más necesaria que nunca para la eficacia de la publicidad. Continua llegint

La Catalunya que vol el PSC, amb Miquel Iceta

“Hi ha massa promeses electorals que se les endú el vent”

Portaveu del grup Socialista al Parlament.

És viable que Catalunya esdevingui un Estat?

Sí.

Creu que en un hipotètic cas d’independència hi hauria una fractura social?

Sí, les persones que se senten espanyoles i/o mantenen vincles afectius amb la resta d’Espanya ho viurien com un esquinçament.

Pot Espanya enviar els tancs com va dir el seu company Celestino Corbacho, en un context democràtic com hi ha ara a Europa.

Celestino Corbacho no va parlar de tancs, sí que va dir que seria una qüestió no pacífica, és a dir, no plàcida, no exempta de tensions i problemes. En una democràcia sempre hi haurà vies de negociació per resoldre la qüestió per difícil que sigui sense violència.

Continua llegint